La historia de mi vida

Mi biografía ha sido divertida de tan ridícula, el problema es que, como a Doris Lessing, ya no me interesa contar la historia de mi vida tal y como fue...

La historia de mi vida

 
Mi amigo Adolfo Blanche me pidió que suba textos del respaldo SQL de TodoMePasa, que abarca lo que escribí de junio de 2007 a no sé qué día de 2012.
 
Encontré algunas palabras sobre Caza de Letras, el \”virtuality literario\” de la UNAM que hace ya más de una década causó furor. Infinidad de aspirantes, blogueros que seguramente ni se conocían en persona. Todos los que deseábamos dedicarnos de tiempo completo a firmar autógrafos y ser famosos tras un par de publicaciones.
 
Iba a subir un texto que, aclaro, no sé si lo escribí yo, si fue una nota de prensa o qué. Estaba por compartirlo aquí, con un toque de nostalgia por la cantidad de archivos que escribí y que he perdido con el paso de casi treinta años. Pero creo que lo dejaré para el siguiente viernes, porque estaba en eso y luego me puse a chatear con mi mejor amigo y se me fue la onda.
 
Antes de eso estaba editando el SQL, que está lleno de código html, y cantidad de comentarios de lectores de 2007 a 2012. Correos que aún reconozco, el correo de siempre de tal o cual persona a la que tal vez no le hablo seguido pero que tengo en Facebook. Correos y comentarios de personas que me hicieron ghosting sin más, por ejemplo, un sujeto que conocí por Marilyn Manson…. No digo más, porque justo estoy escuchando el álbum más reciente, We are chaos (MM11), y cuando busqué reseñas me salió la revista donde el sujeto escribía y así de nooo, par favar. Pensar que una noche me dio asilo en su casa y años después me borró de Facebook. Pero, como escribí hace poco, es la historia de mi vida.
 

De hecho es la historia de mi vida y de la humanidad entera.

Cuántas personas se divorcian y en su vida se vuelven a hablar. ¿Para qué?
 
No sé si los artistas que participaron en iniciativas como Caza de Letras sigan escribiendo, alimenten aún o hayan cumplido sueños de fama, etc. Cuántos más, como yo, desaparecieron en el anonimato para tener sus segundos quince minutos en otra área. Le comentaba a Adolfo que en lo personal admiro muchísimo a quienes siguen luchando por publicar en editoriales famosas o en su propio sello.
 
Pero pues mis prioridades han cambiado. Cuando tuve dinero para autopublicarme preferí comprar computadoras, o comida, o pañales. Ahorita prefiero pagarme un viaje a Ciudad de México para ir a ver a mi abuela (estúpido coronavirus, un año sin verla más que por videollamada).
 
Y mi sueño literario cambió a la locución. Me gusta más transmitir mis ideas en vivo, compartir con los radioescuchas en el momento, que ser leída un día después en periódico o semanas, meses, años después en el blog o en un libro.
 

No es justificación.

Igual me faltó disciplina. Me faltó talento. O simplemente me dio harta hueva y me dediqué a vivir la vida.
 
TodoMePasa se transformó en el sitio donde subo mis horóscopos semanales de Exa FM León 104.1, y de vez en cuando comparto algún asunto futuro o pasado. Nada que me desvele, como antes. Literatura como tal la limito a mi participación mensual en la revista delatripa, del Dr. Adán Echeverría.
 

Lo de leer las cartas de Tarot y de ángeles nunca fue un sueño ni me lo esperaba.

Nunca pensé que iba a ser la señora de los horóscopos. O la señora de los ángeles y arcángeles. La historia de mi vida…
 
No sé si sea la edad. Seguramente que sí. Conforme te acercas o pasas los 40 me pongo a revisar la historia de mi vida, si acaso ha valido la pena. Hace rato platicaba con mi amigo sobre infinidad de tonterías que vivimos en la prepa y que ya no recuerda. Yo sí, prácticamente recuerdo mi vida con gran detalle (excepto de los 23 a los 31, los años perdidos… gracias a Dios). Aunque no sé si fue porque realmente los años de secu y prepa tuvieron el gran impacto del siglo, o si memoricé mi propia existencia de tantas veces que leí y releí mis diarios.
 
Apenas este martes, luego del programa de Exa FM, busqué en la RAE \”meteoro\” y \”meteorito\”, que no sé por qué siempre las confundo a pesar de la canción \”Meteorito Rock\’n\’Roll\” de Parchís. Esto porque Neil deGrasse Tyson, astrofísico y celebridad (el del meme, jajaja) que conduce el refrito de la serie Cosmos, de Carl Sagan, salió con que un asteroide chocará con la Tierra un día antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.
\"Neil
Como soy de las que se enteran de equis y se clavan durante horas con el tema, me puse a leer en Wikipedia qué era el Fuego de Santelmo, que en mi vida había escuchado. Recordé la canción de \”Saint Elmo\’s Fire (Man in Motion)\”, tema de una película que no recuerdo haber visto y que está clasificada entre lo peor de los años ochenta.
 

No sé.

Soy de esas personas que prefieren leer la reseña de la película en Wikipedia que ver la película. Es algo útil cuando enciendes la tele (vemos tele abierta porque, emhhh, me gusta ver comerciales. Mi hija los memoriza, y yo recuerdo muchos de mi infancia) y está una película a medias, para saber de qué trata. Otras que de plano no pienso ver ni loca, como la de 13 Fantasmas o Hellraiser, lees la reseña y ya, bye, satisfecha la curiosidad.
 
Me puse a leer primero lo del fenómeno metereológico del Fuego de Santelmo, que básicamente es cuando de la nada aparecen rayos y centellas por la diferencia de voltaje. En mi vida lo había escuchado, mucho menos sabía que el hijo de Cristóbal Colón escribió al respecto. Y de hecho me vengo enterando de que el hijo de Cristóbal Colón estaba en su expedición.
 
De ahí me salté a la reseña de la película, que es famosa por la canción, pero que nunca he visto. No sabía que hay todo un género dedicado a la transición de adolescente a adulto. Como esos chistes del hijo de treinta y tantos años que sigue viviendo en el sofá de los papás, ¿no? Jóvenes de la Generación X que terminaron (o no) la universidad y trabajan para pagar las cuentas, mientras sueñan con ser o hacer algo.
 

Y todo este texto tenía un objetivo, pero acaban de llegar mis enchiladas con mole.

 
Saludos a quienes aún se paran por aquí. Sigo indecisa en si acaso renovaré el hospedaje y dominio de TodoMePasa el siguiente año, casi catorce. ¿Será que alguien note mi ausencia virtual? ¿Me pasará como a las Kardashians, que empezaron con su reality en la tele y ahora ganan más dinero en Instagram?
 
Me sorprende seguir aquí. No en el blog, sino en este planeta. La historia de mi vida es algo así como mi plan b, \”tiempo extra\” como bien dijo mi mejor amiga. No me queda más que agradecer porque hoy me puedo reír de las estupideces que antaño eran melodramas. Me alegra haber sido darketa antes de que existieran los EMO, haber sido \”blogger\” antes de que inventaran la lucrativa carrera de influencer.
 

Y agradezco haber sido locutora en PsyMx.com (mejor no digo el nombre del programa) antes de ser invitada a Exa FM, la cadena de radio más grande de México.

 
Supongo que por aquí seguiré. Dice Marilyn Manson que él imaginaba un apocalipsis más colorido, no como esta estúpida cuarentena… Mi biografía ha sido divertida de tan ridícula, el problema es que, como a Doris Lessing, ya no me interesa contar la historia de mi vida tal y como fue porque ya \”fridasofié\” (del verbo fridasofiar) demasiado. Andar escupiendo verdades me dejó pocas satisfacciones y muchas enemistades con gente que alguna vez me llamó amiga y que luego quiso verme muerta. Lamento no haberles dado aún el gusto, ni creo hacerlo pronto.
 
Por si acaso me compré un aparato para electrocutar mosquitos. Porque vivo en zona de dengue, y en mi caso resultaría hilarante morir de un piquete de insecto luego de todo lo que he sobrevivido.

1 comentario en “La historia de mi vida”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: