David Gerstein

David Gerstein Villanueva

David Gerstein, el de la prepa

 

Para David Gerstein,
por tu opinión experta sobre la película de mi vida.

 
No soy de muchos amigos. De tiempos antiguos solo conservo uno, y a estas alturas somos más como hermanos o primos. Nos escribimos de vez en cuando, intercambiamos fotos de princesas y uno que otro recuerdo.
Hace un par de semanas le mandé un WhatsApp para molestarlo por su foto de perfil. Así nos llevamos. Entre la plática salió que cumplimos veinticinco años de habernos conocido. Le pregunté por sus uña y mugre de antaño: Mauricio, de la Universidad Simón Bolívar (creo), y David.
Así fue como, casi dos años después, me enteré de que David Gerstein falleció. Mi compañero de la preparatoria Colegio Simón Bolívar para Niñas en Mixcoac. David Gerstein, guionista y director de cine.
\""<yoastmark\"

Siempre juntas las alumnas del Bolívar

David era parte del grupito de cuarto año / primer y segundo semestre. Una bolita muy padre a la que Sharon me integró casi a la fuerza aunque fuimos \”rivales de amor\” (según yo). Gladys, Irma, Fabiola, Diana, Emilio, Norma, Suzette, Claudia, Michelle… Nuestros únicos vicios eran el agua de calcetín del Sanborns Galerías Insurgentes, aprender a fumar Benson mentolados o los baratísimos Boots (con mis botas ando), y exentar materias para firmar exámenes e irnos corriendo al Parque Hundido mientras la gente nos echaba indirectas por habernos ido de pinta.
Mi relación con David fue tan intermitente como casi todo lo que tiene que ver conmigo. De vez en cuando \”acoso\” a personas que en verdad marcaron mi vida para saber que están bien; a algunos les escribo y/o agrego, y generalmente termino borrando o bloqueando… hasta la siguiente vez. Orgullosa borderline hasta en redes sociales.

A David lo agregué por ratos en esa época en que todo el mundo se agregó al Face.

También él me buscó un par de veces (sí eh, ni te hagas el inocente) para sacarme información sobre mi última pelea nuclear con nuestro amigo factor común. Su fascinación por las historias bizarras lo hizo parte de casi cada acercamiento y de cada discusión entre Dawson y Joey.
Supe que estudió cine en una escuela hermana de Sogem. Hasta me ofreció protagonizar el desnudo de su ópera prima, misma que ganó no sé cuántos reconocimientos… Claro que mi mojigatería y mi nula autoestima de entonces le contestaron que gracias, pero no.
David dirigió cinco películas y escribió cuatro. Me estuve acordando de él ahora que casi falló mi corazón por automedicarme con ibuprofeno, porque en la prepa se dijo que él tenía arritmia o una cuestión así. Pensé en agregarlo de nuevo a Facebook y ahora sí enviarle mis guiones de Sogem, como alguna vez quedamos. Y que le avisara cuando fuera a Ciudad de México para hacerme un estudio fotográfico.
\""<yoastmark\"

Porque tengo un trofeo, porque tengo quien me escuche, porque sé que va a acudir cuando escuche mi llamado, porque ya podré decir…

Previo a mi cumple 40 me estuve traumando con noticias de celebridades que fallecieron, o casi, más jóvenes que yo. El Power Ranger rojo a los 38. Íker Casillas, que la libró. Demi Lovato y su fentanil, etc. Mientras infinidad de almas piensan que este mundo no vale la pena, así como todavía hace una década lo juré yo, mientras unos cuantos elegidos triunfan jóvenes para irse pronto. Casualidad o reencarnación, yo qué voy a saber sobre todo eso…
David Gerstein siempre sonreía, todo el tiempo, con sus dientes gigantes, sus gafas, figura delgada y cabello semi enredado. No lo recuerdo en un enojo terrible, gritando, nunca nada negativo.
Nos divertimos. Tanto. Todos. Qué risa recordar que casi mato al par de compinches cuando intercambiaron cuentas de MSN Messenger para sacarme la sopa que, por supuesto, no les agradó.
Descansa en paz. A partir de enero estoy disponible para la escritura automática de tus películas pendientes.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: