Esperarte

Te recibiré cuando llegues
en el momento que quieras

aquí voy a esperarte
con infinita paciencia
y el inquebrantable deseo
de que todo salga bien
 

Porque tú estás aquí
y ya eres parte de mí

por ti he de aguardar
con dos brazos expectantes
que pronto podrán, al fin
mecerte y acariciarte…

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: