¡La Niña TodoMePasa en el periódico!!!

¡Así es!

La primera buena noticia es que \”De chilanga aferrada a leonesa de corazón\” ya tiene cabezal, esto es, un diseño con el nombre de la columna:



¿A poco no se ve de lujo? Ahora imagínenlo impreso en una plana de veintiún pulgadas de largo…

La segunda gran noticia es que, ta tan: \”La Niña TodoMePasa\” ya encontró hogar entre las páginas del periódico El Heraldo del Bajío.



Como que empecé bien el año, ¿no?

Aquí les dejo el primer episodio de esta columna, se llama:


¡Cacemos Lucerditos! Oink oiiink

Por: Jéssica Montaño de Juárez.



Pobre, “pobrecita” Lucero…

… entre comillas, porque no es como que la mujer necesite una lana. ¿A poco creen que le hará muuucha falta el varote de Pantene siendo que anda con el sobrinito de Slim?

Una mañana cualquiera, ni recuerdo cuándo fue, vi en mi timeline de Twitter (@TodoMePasa) la foto de una pareja posando muy sonriente junto a un animal cazado. “Se necesitan eggs de oro, qué valiente con su mira telescópica”; algo así decía quien la subió. Retuiteé todo y me olvidé.

Ya por la tarde, vi de qué iba el asunto: era nada menos que Lucerito, la novia de México o de América o de no sé dónde (¿ahorita?, ¡de ninguna parte!, jojo), quien sale en la imagen con Michel Kuri, su galán de turno.

¡Vaya!, ¿así que al chillón rostro del Teletón le ALEGRA el sufrimiento ajeno?

Total, que terminó en megaescándalo, una “cortina de humo más” generada en nuestro país (lo del ridículo de Cristian Castro qué, ni al caso: no lo bajo de loser y poco caballero de “sexualidad dudosa” luego de botar públicamente a la bella Malillany Marín. Ni encuerado te pelaré).

El consenso es que “Lucerdito”, “Lucerpedo” o como quieran decirle no sólo es hipócrita sino prepotente, pues, en lugar de ofrecer disculpas y prometeeer cuidaaar de la naturaleza de ahora en adelante, se escudó en el “es mi vida personal”.

Como si una figura pública de su talla tuviera derecho a gozar de eso, y antes diga que no vive en California, hogar de los paparazzi más hardcore, que igual ni le harían caso si no enseña los calzones cag*dos como la “Flaquiza” González.

Desde lo del guardaespaldas, sabemos que a la señora Hogaza no le molestan las armas, y falta ver las fotos de sus pequeños retoños aprendiendo a matar con rifles de bolitas de chicle mascado…

Es notable que, de un día para otro, P&G haya salido con que casualmente venció el contrato de Lucero con Pantene (¡cómo!, ¿no decía ella que “de ahí soy”?), justo ahora que queríamos verla hidrocauterizando animales. ¡Baaah!

Eso, y que la alcaldesa de Viña del Mar pidió que ni se parara por ahí, motivo por el que la indignadísima y profesional cantante canceló su participación, pues teme por su seguridad…

¿… cómo que teme por su seguridad?, ¿pues qué se cree?, ¿que nosotros, simples mortales, queremos andar cazando ANIMALES como hace ella? (¿o cazar animales como el que ella es?).

Querida Lucerito: ¡ya no maaa! Si bien como carne y vivo en la capital del calzado hecho de piel, JAMÁS me han de ver yendo al rastro a posar de lo más feliz junto a la vaca que mañana me voy a atascar. Porque supongo que tu novio de turno y tú cazaron exclusivamente para comer, por necesidad, y NO porque les SATISFAGA acabar con una VIDA sin importancia como la de un niño Teletón…

… que diga, como la de un animal que ningún daño te hizo.

¡He dicho!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: