Ahorros

Ahorros

Jéssica de la Portilla Montaño.

 
Desperté y no estabas. Te llevaste tu ropa, mis joyas, hasta el pinche Nintendo nomás por joder. Y a mis gatos que tanto odias. Falsificaste mi firma para vaciar los pocos ahorros de nuestras cuentas.
Nunca contestaron en casa de mis suegros, ni los queridos compadres, los amigos de cada peda, nadie. Me quedé total y absolutamente sola.
Te escribo este correo desde España. La verdad es que la estoy pasando pocamadre. Guardé cada dólar que gané a escondidas enseñando las nalgas ante mi webcam para cuando al fin decidiera botarte con tus sueños de artista.
Moveré cielo, mar y tierra hasta matarte, infeliz. Mientras regresan a mis brazos adopté dos gatitos llamados Queso y Chambourcy. Tu huevonada y tus golpes puedes metértelos por ya sabes dónde, si caben.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: