La decoración en las fiestas infantiles es fundamental. Nada mejor que globos y más globos.

Fiesta perfecta: comida, invitados, globos… ¿Qué necesitas?

Fiesta perfecta: comida, invitados, globos… ¿Qué necesitas?

Todos alguna vez hemos armado una fiesta. Y por supuesto, lo que más nos importa es que salga perfecta.

Ya sea una fiesta de cumpleaños, aniversario de novios o de casados, graduación, un Halloween, o algo más tradicional como la cena navideña, o mucho más destrampado como una loca celebración de Año Nuevo.

La importancia está en los detalles: cuidar desde la comida hasta los recuerdos, sin pasar por alto la lista de invitados (no queremos que se cuele algún indeseable, aunque siempre hay por ahí algún gorrón que resulta ser primo del amigo del sobrino del nieto de un vecino al que ni siquiera le hablamos).

Los globos metalizados le dan mucha vista a una fiesta para niños.
Los globos metalizados le dan mucha vista a una fiesta para niños.

Cuando se trata de fiestas para niños, la decoración resulta indispensable. Prácticamente será lo primero que ven nuestros invitados, además de fijarse en la ropa y peinado del celebrado (nada peor que un niño chamagoso, todo embarrado de, amhhh… Hoy mi hija se batió ropa, cabello y rostro de fresas con crema. Justo después de que la bañé). Para mi baby shower, por ejemplo, mi esposo compró bebés hechos de foami y carteles que decían “¡Es una niña!”.

Después de mucho discutirlo, decidimos que el mejor lugar para hacer la primera fiesta de cumpleaños de Aranza era aquí mismo, en la casa, aprovechando que a mi esposo le fascina cocinar –hace poco le dije de broma que él invita a sus amigos nada más para poder cocinarles, no porque le interese reunirse con ellos-. Yo, como siempre, me encargué de hacer las invitaciones a mano, que más bien terminan siendo recuerdos porque obviamenteee no le vas a dar una invitación hecha a mano a alguien que no llega y que ni siquiera avisa que no piensa llegar. También intenté hacer centros de mesa de Twin Little Stars, mis personajes favoritos de Sanrio, pero me tardé años con las invitaciones-recuerdos, así que solamente me dio tiempo de hacer un centro de mesa que con el viento de León Guanajuato salió volando al primer chiflón.

Los globos fueron otra historia. Yo quería comprarlos ya inflados con helio para adornar las mesas, pero Héctor consiguió algunos en las tiendas del centro y una bomba de aire de segunda mano que después adquirimos para inflar la alberca que nos regaló la abuelita Blanca. Claro que la bomba no era de helio sino de aire industrial contaminado de León, jeje. El problema fue inflarlos con esa bomba mecánica porque es harto cansado, tampoco sabíamos cómo amarrarlos para que no se desinflaran, y a fin de cuentas al menos la mitad de ellos se rompieron porque eran de baja calidad o los inflamos de más, y de plano optamos por pegarlos en la pared, así, desinflados, para que no se desperdiciaran y al menos se vieran bonitos.

En una fiesta no bastan los globos bonitos: deben ser de buena calidad para que no se rompan... y terminen pegados en la pared como pósters.
En una fiesta no bastan los globos bonitos: deben ser de buena calidad para que no se rompan… y terminen pegados en la pared como pósters.

Aranza acaba de cumplir un año con siete meses de edad, así que por supuestooo que, como toda madre obsesionada con su primogénita, ya estoy planeando su segundo cumple. He estado investigando opciones como ir a McDonalds, a Burger King y al local de “chispas” (maquinitas) de una plaza comercial cercana donde te tienen tu fiesta ya hecha, casi casi para que la abras, la desdobles y la pongas sobre la mesa. La ventaja: los juegos. La desventaja: la mala comida para los niños (mi hija a duras penas se come un nugget). Y la decoración tampoco es la gran cosa: el otro día fuimos a comer a McDonalds porque andábamos de prisa, y he ahí que la única decoración eran unos cuantos globos comunes y corrientes, inflados con la boca y pegados en la pared con cinta adhesiva, o igual con la vieja técnica de frotar el globo sobre el cabello para producir un poco de electricidad estática. ¡Y por eso te cobran casi 2 mil pesos!

Como no se me ocurrió comprar un tanque de helio para la fiesta de Aranza, dejamos un globo en cada asiento para los invitados.
Como no se me ocurrió comprar un tanque de helio para la fiesta de Aranza, dejamos un globo en cada asiento para los invitados.

Lo más seguro es que de nuevo celebremos aquí en la casa, con la ventaja de que me casé con un chef sin título, y de que podemos comprar todos los materiales con tiempo de sobra. Gracias a la maravilla llamada internet ya resolví el problema de los globos sin cinta adhesiva ni diurex ni estar inflando con la boca o la maldita bomba mecánica: la página www.comprarhelioparaglobos.com te envía el tanque de helio que más te convenga, desde el tamaño mini para inflar 30 globos y tenerlos por ahí, flotando en la inmensidad de tu hermoso patio, o tamaño maxi para 50 globos. También hay paquetes que incluyen globos de distintas formas y colores: corazones, lunares, metalizados y globos led (mis favoritos hasta el momento). Al parecer la compañía es española, pero con la ventaja de que se puede pagar vía PayPal para mayor facilidad. Ya escribí para hacer una cotización y saber en cuánto me saldría el envío a México; y mientras tanto me han recomendado otra página web donde venden todas esas cosas locas que les encantan a los ravers: pulseras, lentes, orejas fluorescentes… pero eso es historia para otro post. Ya les estaré contando cómo me fue.

5 comentarios

  1. Qué hermosa se veía mi bebé cuando cumplió un año. Aunque ha sido hermosa desde que nació y cada día más la AMO¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Deja un comentario