Tdt… Adiós televisión analógica

TDT Televisión Digital Terrestre

TDT… Televisión Digital Terrestre

\"Apagón
Mi televisor analógico ahora tiene señal digital con YouTube, cortesía de mi viejo Nintendo Wii con internet WiFi.



La Niña TodoMePasa dice:
 

¡El apagón analógico a mí me la peee…!


Así que, si entendimos bien, mañana viernes 11 de diciembre de 2015 ya no habrá señal de televisión analógica aquí en León Guanajuato, y el 31 de diciembre en el resto de México.

¿A poco no es justo lo que necesitaba nuestro país para ser parte del primer mundo y sentirnos de a de veras bien pero bien tecnológicos? ¡Qué Salinas de Gortari y su TLC, ni qué!
El apagón analógico, por supuesto, es una de mis mayores preocupaciones en este momento, y casi casi desde que me enteré. O sea: no pienso en qué comerá mañana mi nena, o por qué no se le quita el maldito resfrío culpa de la babosa vacuna contra la influenza, y ni siquiera me interesa el bendito aguinaldo, no: yo EN LO ÚNICO QUE PIENSO es en qué haré ahora sin señal de televisión abierta.
¡Y cómo no!, si no tengo pantalla digital sino un simple televisor antigüito y de antena de conejo, que ni siquiera es mío sino de mi esposo, y que a duras penas agarra tres pinches canales, los más culturosos de todos: El canal de las estrellas (canal 2, aquí canal 11), Azteca 7 (aquí es el 8) y Canal Trece (que también es el 13). ¡Y ya!!! Ahora ni TV Azteca tendré, buah.

Buen Fin

Claro que pudimos habernos comprado una tele super-guau-modernisimísima ahora que fue lo del dizque \”Buen Fin\”… pero resulta que en esas fechas compré cosas un poquiiito menos necesarias, como un bote de un kilo de leche de fórmula (por cierto: vaya fraude con las \’ofertas\’ de Farmacia Guadalajara) y seguramente los benditos pañales.
Y antes de la llegada de Aranza jamás fui a comprar en el Buen Fin porque, ¿qué tal si donan lo recaudado al Teletón o algo así?
Cuando llegué a vivir a León mi esposo tenía contratado Megacable, pero el servicio en general era UN ASCO, sobre todo con el cambio a \”señal digital\” -digital mis polai…- porque a cada rato se iba la señal justo al final de una película buenísima que jamás habías visto y que tampoco tenías intención de volver a ver.
¡Ahhh! Además Megacable no tenía permiso para transmitir la señal de Televisión Azteca, la cual, como ustedes bien saben, es considerada una de las mejores de todo el planeta.

Televisión Azteca

¿Para qué quieres mil-ocho mil canales de paga de Megacable si no puedes ver Televisión Azteca???, ¿cómo perderte algo tan maravilloso y tan productivo para el universo como los concursos de La Isla, y La Isla, y no sé qué otros programas más pasen aparte de La Isla?
Así que, si acaso quiero volver a ver capítulos repetidos de Bones, Investigación Criminal NCIS, Sherlock Holmes y demás… O ahora que están pasando después de medianoche la interesante vida de unos millonarios white trash en Duck Dynasty…
¡Voy a tener que comprar un decodificador de mínimo 500 pesos, y aparte una antena aérea! Oh sí, muero nomás de pensar en semejante impresión. Podría gastar en una pantalla plana, o contratar alguno de los mil-ochomil servicios tipo Sky y MásTV y Dish y demás, pero:

Mejor ahorremos para la TDT

1) Veo como dos horas de tele al día. Y eso de \”ver\” es entre comillas, mientras descanso y duermo a mi bebé. Y que conste que es tele mala, porque si tuviera acceso a tele de calidad seguramente me vería las mismas dos horas porque no tengo tiempo de ver más. ¡Juar!
2) Mi pobrecita hija apenas tiene ocho meses y medio de edad, y ya anda de enajenada con los comerciales de \”quién quiere pan quiere pan quiere pan\” y el de \”o ere e o Oreo, cuatro galletas las comes como quieras\”.
Si ahorita esos malditos jingles hacen que deje de llorar, ya me imagino cuando aprenda a hablar y a estirar la manita para pedir su domingo y a caminar sola hasta la tienda para comprarse comida chatarra.
3) En tiempo récord me leí la trilogía de Stieg Larsson en la tablet: Los hombres que no amaban a las mujeres, La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina, y La reina en el palacio de las corrientes de aire. Y en casa tengo bastantes pero bastaaantes libros, y me quejo de que según no tengo tiempo para escribir…
Y 4) Seamos sinceros: tengo un Nintendo Wii con canal de YouTube. Así que si me dan ganas de ver capítulos viejos de La Resolana (somos fans del Capi Pérez, ¿y? ¿Y???) lo haré gratis en mi vieja tele de antenita de conejo que se niega a morir.

Así que aquí tienen unos consejos para el apagón analógico:


NO se compren una pantalla. NO contraten tele de paga. NO compren decodificador ni antena aérea: consigan un viejo Nintendo Wii, No es precisamente TDT, pero…

Así podrán ahorrarse TODOOOS los spots políticos del PRI y del PAN y del Verde y del PT que sigue en pie de guerra, y ya no se enterarán de los logros del gobierno del Estado de México ni de los milagritos del Gobierno de Chiapas \”que sí cumple\” ni de ninguna de esas jaladas.
Se ahorrarán además veinte minutos de comerciales por cada hora de televisión, y eso sin contar los anuncios pagados que ahora hacen con todo descaro en pleno programa.
Conclusión:

¿Quién quiere ver televisión abierta, analógica o digital (TDT) o lo que se les ocurra ahora a los sucesores transas de Mony de Swaan… si de todas formas ya no vamos a poder ver En familia con Chabelo???


¡Descansa en paz, televisión basura!!! Bienvenida TDT.

@todomepasa

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: