Esperanzas – Jéssica Montaño de Juárez.

Porque ya comenzó la primavera.

Porque ayer fue 21 de marzo, día internacional de la Poesía.

Ayer se me hizo conocer la Biblioteca Central Estatal Wigberto Jiménez Moreno de León, Guanajuato, mi nueva ciudad “oficial”, jeje… ¿cómo es que no había ido antes a conocerla??? (sha sé: ¡eso me pasaaa por estar encerrada en mi compu! Qué tontería, ¿no?) Si no saben cómo llegar, den clic en este link de Google Maps.

Aquí les dejo un poema que escribí hace mil-8mil años.

una historia muy triste - Hace varios años encontré un hada en mi jardín. Dijo que era un hada del amor, que me traería buena suerte, que sólo tenía que hacerme cargo de ella mientras pasaba el invierno. Acepté. Pensé que sería sencillo, como cuidar de una catarina o de una luciérnaga. Le mostré una cajita dorada con forro de terciopelo, pero ella prefirió habitar un frasco de mermelada de fresa. Cumplí su deseo. La dejé en un recipiente que en realidad parecía una burbuja sin tapa. La cubrí con hojas de manzanilla para darle calor. Cada mañana la veía limpiar sus cuatro alas con infinito cuidado. Por las noches me contaba historias sobre sirenas y otros seres desconocidos. El hada no abandonó su nuevo hogar ni un solo instante. Los primeros días se alimentó con pétalos de rosas que yo le daba, pero de pronto dejó de prestarles atención. Ya no se limpiaba por las mañanas; sus alas se cubrieron con un fino polvo plateado. El hada comenzó a entonar canciones tristes por las noches, canciones que me hacían tener sueños tristes también. El hada iba perdiendo color. Sus alas rosa y azul tornasol se volvieron blancas. Pensé que el invierno era el culpable de que mi hada se fuese volviendo cada vez más transparente, pero justo el día antes de que comenzara la primavera vi que mi hada estaba muerta. Utilizó una telaraña como soga, se la ató al cuello y apretó el minúsculo nudo corredizo mientras yo dormía. Miré al hada. Ella yacía inmóvil en el fondo de un frasco de mermelada de fresa. Yo no sabía que tenía que cuidarla de ella misma... De sus ojos en blanco brotaban lágrimas que el aire volvía cristal y que el piso rompió al estrellarse contra ellas. Le arranqué las alas poco a poco para conservar al menos un recuerdo de ella y enterré a mi hada en el jardín, bajo un arbusto marchito, justo en el mismo lugar donde la había encontrado tan pocos meses atrás. El día que mi hada murió, dejé de creer en fantasías. Las hadas no existen. Jamás volví a encontrarme otra. (Jessica de la portilla montaño) <BR> <BR>al leer esto supe que tenia que compartirlo con ustedes xd .. porque este fotolog esta dedicado a eso (a esas historias y imagines de hadas) bueno ojala los entretenga un rato! y haganlo llegar a sus amigos! <BR> <BR>las quiero a todas !! <BR>ciao - Fotolog


ESPERANZAS


La noche viene a mí
comencemos a soñar…

con una vida nueva
cien estrellas junto a mi Luna.

Invierno me cubrió con su manto
trajo renovada inocencia

prometo olvidar la ignorancia
diré adiós a mis pesadillas

sólo por hoy…

quiero volar con mi música interna
pedir deseos y apagar más velitas.

Terminó mi noche aparente
no más tristeza
nostalgia o melancolía.

Desde hoy seré casi eterna.

Olvidemos el pasado:

estoy contigo
seguiremos juntos
cada noche y cada día
de este nuevo siglo.



Porque tu primavera sea igual que la mía…
PD. No tengo los datos del creador de la imagen (¡esperemos tenga Creative Commons!), pero es con la que la web Almiar / Margen Cero, de España (que justo ahora no encuentro… “La Niña TodoLoPierdo”, ¡jaja!) ilustró mi cuento “El Hada” (la versión definitiva -¿o casi?- la pueden leer en el blog El callejón de la carne).

Deja un comentario