Educación a distancia en pandemia

Reflexiones sobre la Educación a distancia en tiempos de pandemia por coronavirus

EDUCACIÓN A DISTANCIA
EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Héctor Juárez Lorencilla.

 
La educación a distancia (\”Aprende en casa\”) que actualmente se está desarrollando en México para Educación Básica y Medio Superior funciona como instrumento incompleto e inacabado. Sirve para enviar tareas, trabajos, proyectos y una cantidad exagerada e inconexa de actividades para trabajar en casa (Homeschooling).

Esta pseudosolución para concluir el año escolar y enfrentar la pandemia por medio de la educación a distancia no ha sido tan eficiente como se esperaba:

  • Los maestros envían los trabajos, tareas, proyectos, etc. por medio de una dirección de correo. Los padres de familia deben imprimir las tareas, actividades o libros y se deben resolver en casa con su asesoría.
  • Han dejado de lado los libros de texto gratuitos de la SEP.
  • Solo se reciben trabajos, sin brindar retroalimentación de los mismos.
  • El tipo de información que envían son videos de YouTube, y solicitan resúmenes o información de los mismos.
  • Los trabajos deben ser fotografiados y enviados al correo de la escuela o maestros a manera de evidencia de que el alumno trabajó. En algunos casos deben ser llevarlos físicamente a la escuela para que los califiquen.
  • Los niños deben grabar videos de ejercicios de lectura o de repaso de las tablas de multiplicar.

Claro que ninguna de estas acciones garantiza que el alumno aprenda, ni confirma que el trabajo fue realizado por los mismos.

Los maestros envían una cantidad exagerada, en verdad exagerada de actividades, como si en verdad trabajaran así en sus escuelas.

Lo que sí es significativo es que con esta directriz de enviar videos y actividades, hubo maestros (y padres) que aprendieron a utilizar tecnologías digitales.
Esto solo es válido para los alumnos que cuentan con computadoras o teléfonos celulares con internet, e impresora. El resto debe buscar algún cibercafé abierto, o a un amigo que le proporcione las herramientas.
Con la catástrofe económica derivada de la emergencia sanitaria del coronavirus, muchas familias, un 70% de familias mexicanas, no puede realizar estos procesos digitales. Por ello es que la estrategia no ha funcionado como se esperaba.
Una gran cantidad de padres de familia no sabe o no recuerda algunos temas de ciertas asignaturas, por lo no puede ayudar mucho a sus hijos.
Ánimo padres de familia. Mi hija tiene 5 años y nunca ha ido al kínder, y aún así lee y escribe frases y ya suma.
Claro que es posible educar a tu hijo en casa. Solo hay que tener constancia y paciencia. En mi fanpage de Facebook, Asesorías Legales y Educativas en León Gto., encuentras videos de nuestro trabajo de Homeschooling.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: