Estoy de acuerdo con la parte del abuso. Pero no sé si el gobierno abusa de nuestra nobleza o de nuestra comodidad.

El gobierno abusa de la nobleza de los mexicanos – Carlos Robles

El gobierno abusa de la nobleza de los mexicanos:

Esta es una frase que he leído mucho desde que los sismos nos demostraron que nuestros gobernantes pueden ser tanto o más peligrosos que los temblores.

Estoy de acuerdo con la parte del abuso. Pero no sé si el gobierno abusa de nuestra nobleza o de nuestra comodidad.

De alguna manera, la programación gubernamental a través de la educación oficial, siempre ha sido: “Si ya la hiciste, no le muevas”. “Aprovecha y quédate en lo seguro todo el tiempo que se pueda”. Básicamente: “La zona de confort es la onda”.

“Ya tengo plaza en gobierno” es el éxito del mexicano promedio, pues “ya tiene resuelta la vida”. Puede que a veces le retrasen el pago por meses. Pero por trabajar en gobierno ya tiene acceso a todos los créditos para sobrevivir.

“Abrí mi negocio… en lo que encuentro algo” no es celebrado. Es más cómodo cobrar una cantidad fija independiente del desempeño, que una cantidad variable ajustada al desempeño.

Nos suben el precio de los productos y servicios… Pero con usar un “Todavía me alcanza”. “Compramos más huevo, menos chorizo y ya”. “Cuando ya no alcance nos van a tener que pagar más”. O el simple “así ha sido siempre”, ya podemos continuar con la rutina diaria sin protestar.

“Dejo de pagar Infonavit un rato. Me alcanza para colegiaturas, servicios y despensa. Si no pago Coppel este mes, me alcanza para unas cervezas. Compro otro chip para que el banco no me marque, y listo. ¡Todo solucionado! Vamos a ver la tele/Facebook“. “No sea malo, hágame el paro”. “¿No puede quedar listo más rápido? Tengo prisa”. “Nos ayudemos mutuamente”. Estas son frases que escuchamos frecuentemente, o incluso hemos dicho alguna vez.

Personas que pagan quince mil pesos por un teléfono, viviendo en un lugar con renta de mil quinientos y que comen sopa instantánea.

Otras con hijos inscritos en la escuela, buscando darles cualquier ventaja en la competencia por la vida en el futuro. Personas que buscan likes o comparten cadenas… ¿Cuándo van a tener tiempo para luchar? ¿Por qué sacrificarían esa relativa calma por algo incierto y peligroso, como un cambio radical en la estructura político-social de nuestro país?

Muchos se quejan de su compañía de celular, pero no se cambian de compañía.

Si bien hay tendencias que muestran que cada vez más personas se alejan de este tipo de pensamientos, la mayoría de la población se sigue llevando por este tipo de pensamiento y actitud. Y no estoy seguro de que sea correctamente descrito con la palabra “nobleza”.

Deja un comentario