Charrería: El arte mexicano de hacer suertes montando un caballo.

Charrería: El arte mexicano de hacer suertes montando un caballo

Charrería: ¡Qué pleno espectáculo, tan bonito y emocionante!

Es el único totalmente mexicano, donde se pueden apreciar las diferentes “suertes” que ejecutan los charros.

Se pueden ver hermosas muchachas ataviadas con trajes regionales de Adelita haciendo la “Escaramuza”. Bonitas, elegantes, montando en “albarda” estilo amazona (o sea de lado). Hacen sus suertes en el ruedo donde pasan de un lado al otro esquivando a los caballos de sus compañeras. Hay una perfecta coordinación para no chocar entre ellas.

Estas suertes se denominan, el abanico, la coladera, combinado, la escalera y la flor. Todo esto con la música inolvidable de La Marcha de Zacatecas.

 

Charrería: Algunos tipos de suertes

Cala. El charro puede demostrar su destreza para dirigir al caballo. Enseña el manejo de la rienda, la educación y obediencia del caballo.

Piales. Es detener a una yegua que va corriendo a todo galope. Le laza las patas traseras un charro que va montado a caballo. Este amarra su reata en la cabeza de la montura hasta hacerla parar totalmente.

Coleadero. Un charro montado a caballo espera la salida de un toro al que tomará de la cola hasta tirarlo.

Jineteo del Toro. Un charro monta un toro hasta que este deje de reparar.

Terna en el ruedo. Tres charros montados a caballo lazan un toro para derribarlo.

Jineteo de yegua. El charro montará una yegua hasta que ésta deje de reparar.

Manganas a pie y a caballo. El charro florea su reata y luego laza las patas delanteras del animal en movimiento. Este es arreado por tres charros montados a caballo. El charro, lazado de las manos, usará su reata para derribar al animal.

Y para finalizar, la más espectacular de todas las suertes, la más difícil y peligrosa:

Paso de la muerte. Un charro montado a caballo se cambia a otro caballo que corre arreado por tres charros a caballo. El charro podría caer del caballo y corre el riesgo de que los otros caballos pasen sobre él.

Según el Reglamento de la Charrería, cada suerte tiene un tiempo específico. Los jueces dictaminan cuántos puntos gana cada uno de los charros. O restan puntos si la suerte no se pudo ejecutar.

Entre suerte y suerte, y si tenemos suerte, escucharemos música de banda, esto a falta de un buen mariachi. En el último de los casos, las voces de los cantantes rancheros que nos han brindado su talento en películas sobre Charrería. Todo esto acompañado de un tradicional tequila, o cuando menos una cervecita “pa’ la calor”.

Todos los que nos consideramos mexicanos deberíamos ir aunque sea de vez en cuando a ver este tipo de suertes. Este tipo de arte es realizado por hombres valientes que se juegan la vida.

Así que, amigos, los esperamos todos los domingos a las 12:00 horas en el Rancho Grande de la Villa. La Asociación de Charros de la Villa fue fundada por  don Salvador Tostado Jiménez, quien nació en 1895. Su estatua en el Lienzo fue develada el centenario de su nacimiento.

 

Bianca Grimaldi, Noticias TodoMePasa
Imagen: Visita.Jalisco.gob.mx

Deja un comentario