Dieta de la sopa de col o repollo

La dieta de la sopa de col o repollo es un asco

Dieta de la sopa de col o repollo

 
Uy, deliciosísima. Sí, ¡cómo no!
Inventos desagradables del ser humano…
En México llevamos ya casi ocho meses de cuarentena por coronavirus. Aun así, sabemos de infinidad de personas cercanas que se han enfermado.
Nunca habíamos pasado tanto tiempo encerrados en casa, ¿cierto?
Todos, o la gran mayoría de nosotros, hemos aprovechado nuestro tiempo libre para… comer. Para comer y seguir comiendo. Quienes andábamos corriendo en la calle pues seguimos corriendo dentro de nuestra casa. Sí: corriendo del refrigerador a la cama, y de regreso. Y luego que nos pusieron dos horas de Yo soy Betty, la fea, peor aún. Y ahora que nos pusieron dos horas de Hasta que la plata nos separe (también de Fernando Gaitán, creador de Café con aroma de mujer), ni cómo quitarse de enfrente del televisor.
Originalmente mi graduación iba a ser ya no recuerdo si en marzo o abril, en Guanajuato capital. Y yo ya estaba más que lista para entrar en un hermoso vestido de minifalda y escote, embarrado embarrado aunque sea con mantequilla.
…pero, en plena pandemia y con gente muriendo, ¿quién se ha preocupado por ponerse a dieta?
¿Quién sigue con ganas de andar creyéndose el muy fitness?
 

¡NADIE!!!

 
Total que de la nada me llegó el correo de que mi graduación de la UVEG será virtual, este viernes 20 de noviembre. El problema es que, como la mayoría durante este encierro, subí de peso. Y bajé de peso. Volví a subir. Y a bajar. Otra vez. Y así.
Y por más que intenté con dieta personalizada de nutriólogo, ahí la tengo en el refri… El problema es que ya empezó la temporada de garbanza con salsa y limón. Y hay vasitos de elote de lunes a viernes. A diario pasan tres señores vendiendo tamales. Muy pronto habrá ponche de frutas con o sin piquete Para colmo encontré latas de aceitunas rellenas de queso azul en cinco pesos. Sí: en cinco pesos.
 

Aquí nadie compra nada de eso.

 
Así he encontrado ofertas increíbles, como cajas de Nescafé Dolce Gusto (los cafés de cápsula) en doce pesos con cincuenta centavos. Normalmente cuestan como ciento treinta pesos por caja.
Claro que era más sencillo ponerse a dieta cuando eras joven y no tenías una hija que deja medio plato de comida. Alguien se lo tiene que acabar. Como dice mi tía Tere, las mamás engordamos por lástima: Lástima que dejó el sándwich. Lástima que no le gustó el pollito Kentucky.
Y no sé por qué o qué, pero de la nada recordé la dieta de la sopa de col. Repollo, le dicen aquí.
Ni de joven acostumbré hacer dietas extrañas. Lo que hacía era comer lo más sano posible. Cuando mucho, mi licuadito diario de All-Bran con plátano y leche descremada. En alguna ocasión hice la dieta del Slim-Fast, buenísima. Y luego de leer La panza es primero, de Rius, dejé de comer carne por un rato, seguro hasta que se me cruzaron unos taquitos al pastor.
De niña me la pasaba leyendo revistas. Me encantaban los artículos de Pilar Obón para la revista Tú. Y la Vanidades, excepto las novelas de Corín Tellado. Y el Querido Cosmo. Todo lo que cayera en mis manos era bueno. Y por ahí de los años ochenta fue que se puso de moda la dieta de la sopa de col o repollo. La dieta quemagrasas. La dieta para bajar la panza y no sé qué tanto.
 

Cómo es la dieta de la sopa de col o repollo

 
Como su nombre lo dice: La dieta de la sopa de col consiste en comer dicho brebaje durante siete días. Es una dieta hipocalórica y muy restrictiva, pero supuestamente terminas la semana con 4.5 kilos menos (10 libras).
¿Bajar lo justo para que me entre el vestido sin hacer nada excepto tragar como idiota?
¿Por qué no intentarlo?
Y ahí voy…
Creo que desde el jueves me puse a picar los ingredientes, aunque no seguí la receta exacta porque no me gusta el apio. Detesto la cebolla. No como jitomates enlatados. Etc. La preparé con jitomate natural, arroz integral y un chilito verde para darle sabor…
 

Pros de la dieta de la sopa de col

 
Ninguno. Me hice una olla gigante, y para empezar:
 

Contras de la dieta de la sopa de col

 

  • Huele a rayos. A rayos y centellas. Terrible, de verdad. Quienes están haciendo home office o reciben clientes en casa saben que es una lata cocinar sin que se impregne el aroma. Pues buen: multipliquen eso por un millón.

 
El caso es que la dieta de la sopa de col se quedó en intento, porque solo la comí un día. Y solo una vez. Una vez que la pruebas no sabe tan mal, por lo menos no sabe tan horrible como huele. Pero es lo más insípido del universo.
No hubiera tenido problema en comer solo sopa de col y frutas el primer día, solo sopa de col y una papa al horno el segundo día, etcétera. Pero nada más de imaginarme cocinando de nuevo esa sopa apestosa, y con lo apetitosa que se ve en la foto…
Lo bueno es que ya empezó el frío. Tengo la esperanza de que este fin de semana caiga nieve para ponerme tres capas de suéteres y chamarras, y así disimular la lonja de la cuarentena.
 

¿Recomiendo la dieta de la sopa de col o repollo?

 
Solo que andes con anosmia, esto es, que hayas perdido el olfato. O que la cocines en casa de tu peor enemigo…
Ahora pasemos a los horóscopos, casi tal y como los dije esta mañana en Exa FM 104.1 León:
 

ARIES

Empleo, hora de buscarse un nuevo empleo, así sea uno eventual. Si ya no te gusta tu chamba actual o llevas tiempo preguntándote si es momento de cambiar de área o de giro… Será lo adecuado para ti. Esta semana además te sentirás lleno de energía, con muchas ganas de quitarte el frío con deporte o ejercicio. Si tienes oportunidad de salir de la ciudad hazlo sin preocupaciones.
 

TAURO

También tienes carta de empleo. En tu caso te espera un repunte en tus labores, de un momento a otro tendrás más trabajo. Tienes la ventaja de que tu chamba actual te gusta, te encanta, y ni siquiera has considerado dedicarte a otra cosa. Si trabajas por tu cuenta necesitas organizarte un poco más con los horarios. Sobre todo necesitas encontrar qué hacer en tu tiempo libre, que no sea jugar Candy Crush o ver de nuevo la Betty La Fea.
 

GÉMINIS

El dolor, tienes la carta de tres espadas atravesadas en tu corazoncito, con nubes de lluvia alrededor. Si no quieres enterarte de asuntos que te lastiman lo mejor es no preguntar y ya, no indagar en qué andan los demás. Nadie está obligado a andar con quien no quiere, estás en todo tu derecho de alejarte cuanto gustes. Pero entonces no te quejes si los demás no lloran porque ya no estás y continúan con su vida tan festivos como siempre.
 

CÁNCER

Esta semana tienes la carta de la Luna. Si te sientes solo y triste y sin perro que te ladre, no te preocupes, aquí te sale el perrito y un coyote y hasta una langosta que sale del río. Sientes que estás cayendo en depresión, o andas tan ansioso que ya ni la taza de café te hace cosquillas. En situaciones como esta es fundamental dormir bien, como sea, con o sin medicamentos. El cerebro necesita descanso para no enloquecer. Y no te preocupes, no enloquecerás. Recuerda que esto también pasará.
 

LEO

El ermitaño. Tú también te sientes solo, pero de triste no tienes nada. Siempre andas activo y pensando en dinero, y aunque te deprimas sigues trabajando porque piensas que no te queda de otra. Aprovecha ahora que te sientes alejado de la raza humana. Pregúntate dónde te ves dentro de cinco años y trabaja para lograr lo que tú quieres y no lo que otros te dicen que te conviene.
 

VIRGO

Este es un buen momento para decirle a tu familia y amigos cuánto los quieres. Si los extrañas pero no tienes ganas de salir de casa no es necesario, organiza videollamadas que para eso están y son gratis. O también puedes mandar audios para saludar a tus sobrinos, a los niños les encantan y te contestan con stickers. Pregunta a todos en casa cómo están, harás que tu familia se sienta bien y te ayudará a distraerte de cualquier preocupación.
 

LIBRA

Cuidado con las mujeres problemáticas. Si eres mujer, ten cuidado con algunas de tus amistades que son medio arañas. También tú puedes llegar a ser una persona de cuidado. Antes de abrir la boca o poner los dedos sobre el teclado, pregúntate si es útil lo que estás a punto de decir o de escribir. Si eres hombre ten cuidado con las novias tóxicas, con las exes obsesivas, con prospectos que andan buscando con quién casarse.
 

ESCORPIÓN

Negocios, esta semana los signos andan muy trabajadores. En tu caso vas a andar de jefa o jefe. Y si todavía no tienes gente a tu cargo, entonces ponte las pilas porque hay buenas oportunidades de ascender para el siguiente año. Si eres hombre puede que por ahí haya una chica medio güerita medio ojito claro que anda con ganas de que le eches el lazo.
 

SAGITARIO

Boda en puerta. Sé que toda la vida, Liberty Soto, te has preguntado si vas a casarte, y la respuesta es que sí, vas a casarte y además serás un muy buen esposo (aunque no lo creas). Si eres Sagitario que ya se encuentra casado, esta semana andarás bien cerquita de tu peor es nada. La cuarentena te ha acercado a tu pareja, hay quienes no aguantan el encierro juntos pero en tu caso no ha sido problema. Lo malo será cuando cada quien se regrese a su oficina.
 

CAPRICORNIO

En este Buen Fin ya te gastaste el aguinaldo, las utilidades del siguiente año, y hasta las monedas que te iba a dejar el ratón de los dientes. Ya no te inventes más gastos, no es un buen momento para pedir otro préstamo o hipoteca, para meterte en otra tanda, ni para pedir adelanto sobre tu tarjeta de Cuerpomático. El cinco de monedas también te advierte que tengas cuidado con las gripitas, con las torceduras de tobillos y con los malos estilistas que luego dejan pelón tu bolsillo.
 

ACUARIO

La guerra o la paz. Tú siempre eliges la paz, no te gustan los conflictos. Tu naturaleza es tranquila, incluso pasiva, lo cual te evita meterte en problemas. Tiendes a aguantarte hasta que la situación se vuelve insoportable. No esperes tanto para manifestar que no estás de acuerdo con alguien o con algo. Igual y ya es momento de empezar a salirte con la tuya.
 

PISCIS

Abundancia. Esta semana andarás sin grandes problemas económicos, sin fugas de capital y sin agujeros en tus bolsillos. Tú sí vas a aprovechar lo que queda del Buen Fin para comprarte una buena despensa, pero procura gastar menos en aceitunas finlandesas porque tienes gustos exóticos y bastante caritos. De vez en cuándo échale una llamadita a tu jefa si no vives con ella, no te va a pasar nada malo por decirle que la quieres.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: