Educación online o en casa: El caso de Finlandia.
Autor invitado/Noticias TodoMePasa

Educación online o en casa: ventajas que se disfrutan en otros países

Educación online: En México puede ser mejor opción que la educación tradicional. No así en países como…

Cuando empecé a comentar las noticias más importantes, escribí sobre las ventajas de la educación online contra la educación tradicional.

Por experiencia propia le echo porras a la educación online que me permitió terminar el bachillerato con excelente promedio: 9.5.

Jamás en la escuela tradicional pude sacar un promedio tan alto, lo cual me hace sentir orgullosa.

Y he continuado con mi educación ya a nivel universitario.

Lo que considero importante: puedes ir a tu ritmo sin presionarte porque tienes trabajo y no tienes tiempo de estudiar.

Aunque también estoy convencida de que la educación online no es para todos. Necesitas mucha dedicación y sobre todo disciplina. Si no, te la pasas chacoteando o perdiendo el tiempo en internet.

Hay que enfocarse en los objetivos y tener un maestro o tutor que te guíe para alguna duda que tengas. No todo lo que se encuentra en internet es cierto.

No es para chamaquitos que no pueden con la escuela tradicional. Creen que estudiando en su casa sí van a pasar… Pero tal vez sea un poco más difícil de lo que creen.

Por eso ahora voy a hablar del nuevo modelo de educación que se está probando en Finlandia. Ahí han tenido excelentes resultados los últimos años.

Educación online: En Finlandia la escuela es obligatoria y gratuita.

Educación online: En Finlandia la escuela es obligatoria y gratuita.

DIEZ FUNDAMENTOS DEL SISTEMA EDUCATIVO FINLANDÉS:

1. Los docentes son profesionales valorados. La educación es una profesión con prestigio. Los profesores tienen gran autoridad en la escuela y en la sociedad. Conseguir un título no es tan sencillo como ir a la calle de Santo Domingo y mandarlo a hacer.

2. La educación es gratuita y accesible a todos. El sistema educativo público establece que la educación es obligatoria de los 7 a los 16 años. En Finlandia no existen escuelas privadas. Todos los niños tienen los mismos derechos, obligaciones y privilegios.

3. El reparto del dinero público se hace de forma equitativa. Los funcionarios de la Educación en Finlandia no llevan a cabo el saqueo al erario que se hace en México.

4. El currículo es común pero los centros se organizan. Cada escuela y sus profesores diseñan y organizan el currículo. Este depende de las capacidades de cada alumno y del área de interés.

5. La educación se personaliza. Se respeta el ritmo de aprendizaje de cada niño. Se evitan las pruebas y actividades estandarizadas. Memorizar fechas no sirve de nada. Es cuestión de las aptitudes de cada alumno.

6. Los alumnos tienen tiempo para todo. La educación se toma en serio, pero también el juego y el descanso. Los comienzan el colegio hasta los 7 años, momento en el que se les considera maduros para aprender. Las jornadas lectivas son más cortas. En primaria hay solo 3 o 4 clases al día, y descansos de 15 minutos entre cada una, más el recreo para comer. Apenas hay tarea pues el trabajo se hace en clase, no en casa.

7. Preparar la clase es parte de la jornada laboral. El tiempo que los educadores pasan en el aula es más reducido. Usan las horas restantes para preparar sus clases, investigar, organizarse o trabajar con otros profesores.

8. Se evitan la competencia y las cifras. No hay exámenes ni calificaciones hasta el 5to curso (11 años). Los informes del profesor para los padres son descriptivos, no numéricos. Un diez no te sirve de nada si no conoces bien el tema.

9. Se premian la curiosidad y la participación. La imaginación y la capacidad de emprendimiento son muy apreciadas en la sociedad finlandesa. Hay abundantes profesionales artísticos y creativos, y también de tecnología e ingeniería.

10. Los padres se involucran. La sociedad considera que la educación es fundamental y la complementan con actividades culturales. Estas son apoyadas por los padres para pasar tiempo de calidad con sus niños.
Lo más importante es que los niños tienen oportunidad de desarrollar su imaginación, aprender lo que les gusta. No son clases aburridas que forzosamente tienen que cursar.

Tienen tiempo de aprender algún idioma, hacer deporte o desarrollar alguna disciplina. Juegan y conviven con otros niños, leen lo que a ellos les interesa. Aprenden a tocar algún instrumento musical. Con tres o cuatro clases al día y sin tarea repetitiva, tienen tiempo para desarrollar lo que a cada uno le gusta.

Desafortunadamente para los niños mexicanos, estamos como a cien años de distancia en cuestión de educación. Y como vemos las cosas, pues ni para cuándo mejoren.

Seguiremos teniendo políticos corruptos y ladrones. Pero eso sí, con maestrías y doctorados en prestigiadas instituciones como Harvard, Oxford y anexas. Triste futuro para nuestro país.

 

Bianca Grimaldi, Noticias TodoMePasa
Imagen: AulaPlaneta

Lee mis artículos anteriores en http://noticias.todomepasa.com/

Deja un comentario