Significado de San Luis Potosí: origen del nombre (II)

Significado de San Luis Potosí: origen del nombre

SIGNIFICADO DE

SAN LUIS POTOSÍ (ii)

 

Héctor Juárez Lorencilla.

 
En la publicación anterior comentamos sobre la toponimia y el significado de San Luis Potosí.
Esta entidad se debe al nombre de San Luis IX, Rey de Francia (1215-1270). También a Don Luis II de Velasco y a Don Luis de Leija, descubridor de minas de oro y plata.
La primera fundación se realizó con pobladores tlaxcaltecas en la actual Plaza de Fundadores, donde había un ojo de agua. Esto fue el 25 de agosto, Día de San Luis IX. Y días después se realiza la fundación oficial el 3 de noviembre, por los españoles, en el mismo lugar.
Estos asentamientos se organizaron en una villa española y siete barrios indígenas, a saber:

  • Tlaxcalilla (donde se establecieron los tlaxcaltecas).
  • Santiago (en el cual se fueron asentando los huachichiles).
  • San Cristóbal del Montecillo (tlaxcaltecas).
  • Barrio de San Sebastián (asignado a las familias purépechas).
  • San Miguelito (para las familias tlaxcaltecas y purépechas).
  • San Juan de Guadalupe (tlaxcaltecas).
  • Tequisquiapan (tlaxcaltecas).

Y la villa española denominada en ese momento como San Luis de Mesquitique. Y después, como San Luis Real de Minas del Potosí.
El título propiamente de Ciudad se otorgó hasta 1650, por su primer Alcalde y Justicia Mayor, don Juan de Oñate. Este trazó el plano de la ciudad.

Don Francisco Fernández de la Cueva Duque de Alburquerque:

En su virreinato concedió que de Pueblo y Minas del Potosí se constituyera a ciudad el 30 de mayo de 1656. Cambiando el nombre de Mesquitique por el de Potosí, en referencia a la riqueza de las minas del Cerro de San Pedro. Esto comparadas con las minas del Potosí en Bolivia. De ahí el significado de San Luis Potosí.
Así tenemos que el 3 de noviembre es un día importante para los potosinos. Y festejan la fundación de su ciudad (1593) en honor de un rey francés asesino y una mina boliviana.
La ciudad de San Luis Potosí es bella, llena de hermosos edificios, casas, iglesias. Y lo mejor de su ciudad es la amabilidad con la que fuimos tratados.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: