¡Pinche muela del juicio!!!

El caso es que logré dormir unas horas. No sé si ya les conté que más o menos desde enero desapareció MISTERIOSAMENTE el insomnio que tenía desde los 9, 10 años de edad: antes podía pasar tres días seguidos sin dormir (el primero como si nada, el segundo todo me ponía de malas… y ya sabía que mi cuerpo estaba al borde del colapso cuando me daba la de chillar hasta porque pasaba la mosca), aun tomando dosis masivas de Diazepam y/o Rivotril… 

Pero no me pregunten qué pasó porque no tengo la menor idea, el caso es que desde enero comencé a dormir y dormir y dormir como si tuviera la conciencia tranquila, de eso que te acuestas por decir a media noche, y cuando te das cuenta son las diez, once de la mañana; ¡a veces me he quedado cuajadísima hasta la una de la tarde! Ahora resulta que soy hiperinsomne, qué tal, y pues ni quien se queje =) Descanso como gato entre diez y doce horas diarias, y mi tiempo en vigilia lo aprovecho ampliamente \”jugando a los changuitos\” (inchi Bloons Tower Defense 5) y así.

Bla bla bla. Pero ayer no podía dormir, ya no por el dolor de muelas sino por hambre, ja. Por culpa del \”agujero negro\” que traigo en la boca, el odontólogo me mandó dieta blanda y para colmo cero grasas, cero azúcar y CERO PICANTE… ¡NO PUEDE SER!!! Está bien que llevo dos meses a dieta y que hace un mes retomé el ejercicio diario con ayuda del Nintendo Wii (la semana pasada recomencé mi entrenamiento de Hula Hoop / aro) porque eso de que \”el matrimonio engorda\” NO es ningún mito sino una robusta realidad =P Así que ahora toca dieta a wiwi y 48 horas SIN ejercicio (¡damn!).

Lo más ridículo de todo: llevo meses investigando los \”trámites y requisitos\” para tener un bebé. Obviamenteee no conozco a UNA SOLA MUJER que haya planeado su primer embarazo (tipo Inés Sainz, Ana Bárbara y Érika Buenfil: \”¡ooops!, ¡se me chispoteó!\”), por lo tanto nunca jamás en la vida había escuchado que… ¿hay que BAJAR de peso antes de embarazarte??? ¡AH, CHI!!! Según que así evitarás que tu nene se quede atorado en una capa adiposa a la hora del parto jajaja, bueno, algo así, y que por eso también hay que llevar control médico para subir un kilo por mes (claro que yo aplicaría la de Galilea Montijo y Jessica Simpson: ¡traíganme un elefante que tengo hambre por dos diez!).

Cuando llegué acá a vivir con mi esposo cambié mi dieta drásticamente porque quería SUBIR de peso (aunque se me pasó un poquiiito la mano) pues con mi 1.68 metros pesaba 53 kilogramos. Cambié las frutas y las verduras y los cereales y todo eso por aquello que Eduardo del Río AKA Rius tacha como lo peor en La panza es primero: toneladas de carne y montones de quesos. Mi razonamiento de entonces: queso como fuente de calcio, y la carne para incrementar mis posibilidades de tener gemelos gracias a la hormona del crecimiento que le embuten a las vacas. Mi super plan Mi Alegría iba bien, comencé a subir de peso y me sentía mejor que nunca, hasta que tuve la grandiosa suerte de caerme de mis escaleras y torcerme el tobillo, léase: adiós entrenamiento de aro/Hula… PEROOO ahora que estoy haciendo ejercicio otra vez, he recuperado mi metabolismo de siempre y al menos una talla de jeans ya desapareció.

Bla bla bla. Todo este recuento ya no me acuerdo a qué venía, pero pues shooo ya me voyyy porque he recuperado \”mi mojo\” y tengo otro capítulo por escribir. ¡ADIÓS!!!

Dragon Boat Festival Sisu Air Asia El País Mariana Antoniale

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: