Joselynn Oliveira

Cómo hacer amigos sin esforzarse

Cómo hacer amigos sin esforzarse demasiado:

Texto e ilustración: Joselynn Oliveira García.

  Te cuento, Querido Diario, más sobre mis vacaciones de Navidad en Huatulco. Conocí a una niña de once años llamada Selena. Estábamos en el mar, y ella me vio y me dijo: -¿Estás buscando conchas? Pero lo dijo tan rapidísimo que ¡pensé que lo había dicho en inglés! Yo toda desconcertada pensé que era gringa, y le dije: -Excuse me? ¡Entonces ella pensó que yo era la gringa! Ya no dijo nada. Y luego yo por acá, dizque muy amigable, le pregunté que si era de Canadá y me dijo que no, ¡que era mexicana! Me quedé de a seis, y le pregunté: -Do you speak Spanish? Y ella dijo: ¡yes! Y yo: ¡Ah, bueno, yo también! Nos reímos esa tontería y después de aclarar todo nos hicimos amigas. Se llama Selena y tiene 11 años, fueron puras calidades, hasta regresamos en el mismo avión. En la noche fue el show de huéspedes, y ella bailó \”Shake it off\” de Taylor Swift, todo muy padre. Y luego fue la apertura del \”día olímpico\”. Ese día descansó Chris, el güerote. [caption id=\"attachment_1707\" align=\"aligncenter\" width=\"750\"]\"Cómo Cómo hacer amigos sin esforzarse demasiado. Querido Diario.[/caption]

Las dizque Olimpiadas

Al otro día, sábado 24 de diciembre, fueron los \”juegos olímpicos\”. Yo no iba a participar, pero me metí con Selena al equipo azul. Pero, por mala suerte, Chris era capitán del equipo rojo. Hubo algunos concursos, y luego todos fuimos a la playa a jugar al \”huevo caliente\”. Me tocó de pareja un canadiense con una enorme obesidad y como pude traté de hablar con él para explicarle… No sé si eso cuente a modo de cómo hacer amigos extranjeros, ja ja. Ya había comenzado el concurso y oh, sorpresa: Chris se puso justamente junto a mí, ¡ay!, casi me desmayo, y yo haciéndome la disimulada. Quedábamos como siete finalistas y teníamos que aventar el huevo uno por uno. Pero yo estaba tan nerviosa que lo aventé cuando no me tocaba. Y Chris me dijo: ¡Que uno por uno! Y yo le contesté que sí, y me sonrío. Pero en serio que estaba muy nerviosísima y lo volví a aventar cuando no me tocaba. Chris me regañó: \”¡Que es UNO POR UNO, one by one en inglés!\”. Y yo le contesté que sí, que ahora sí cuando me tocara, y dijo \”Bien\”… Pero por la emoción no pude cachar el huevo, y perdimos el gordote y yo.  

Mañana te cuento más, Querido Diario.

]]>

Diario íntimo: Me encantó Huatulco

Diario Íntimo: …no tan íntimo…

Texto e ilustración: Joselynn Oliveira García.

Te sigo contando de mis vacaciones de Navidad en Huatulco. Resulta que el codo jefe de mi mamá le regaló nada menos que ¡20 mil pesos! Y con eso nos fuimos a un hotel muy padre en Huatulco. Llegamos y ya habían comido (hotel todo incluido), y la maleta se perdió. Pedimos un \”service room\” y luego llegó la maleta. Fuimos al mar, pero oscureció muy rápido. Nos metimos a cenar, bastante bien por cierto. Y luego hubo un show, en realidad fueron dos: uno de desfile de modas, y otro de deportes. Durante el desfile estaban todos los chicos animadores modelando la ropa de la boutique. En eso sale un güerito, ¡güerote!, con unos ojos clarísimos y el cuerpo más perfecto sin exagerar. Si era salvavidas, ¡con él sí me ahogo! Luego salió uno que se parece al amor de mis amores platónicos: Chris Pratt. Estuvo padre, y mi abuela bien contenta por el taco de ojo de ver güeritos en tanga azul. Luego fue la exhibición de deportes en alberca. Claro, yo viendo al rubiecito guapote, parecía muñeca tipo Barbie en masculino, muy bonito para ser hombre. Salió en su tanga azul, ¡qué nalgas!, ¡y qué brazos! Ya sé que soy muy chica para fijarme en esas cosas, pero era inevitable. Hicieron una danza del fuego y luego un baile. Había un chico que se parecía a uno de One Direction. Me vio que yo no estaba bailando por pena, y como que trató de convencerme con la mirada, pero no quise ¡y me barrió! Se me quedó viendo horrible y eso me chocó. Me la pasé pensando en eso y luego me dormí. Al otro día normal, desayunamos y nos fuimos a la playa. Conocí a otra niña, pero de una manera más tonta que cualquiera diría que lo inventé. [caption id=\"attachment_1603\" align=\"aligncenter\" width=\"640\"]\"Diario Diario íntimo no tan íntimo: Te sigo contando la historia de mi vida.[/caption]

Luego te cuento más, Querido Diario Íntimo.

]]>

Querido diario

Querido Diario: Hoy comienzo a escribirte.

Texto e ilustración: Joselynn Oliveira García.

  ¡Hola! Soy yo… Joselynn. En ti voy a escribir todo lo que me ha pasado en este año de 2017 (de lo que me acuerde) y lo que me pase a partir de ahora, así que estoy por comenzar. Bienvenido a mis recuerdos. Bueno, voy a escribir en este diario electrónico como si me lo contara todo a mí misma, por lo que no voy a tener que describir mi larga y aburridísima vida. Sin formalidades. Odio las formalidades. Voy a escribirte sólo lo que sea lo más importante, claro, con todo detalle posible. [caption id=\"attachment_1565\" align=\"aligncenter\" width=\"533\"]\"Querido Querido Diario. Ilustración de Santa Claus[/caption]   Estas vacaciones de Navidad fueron muy especiales, y no fueron como siempre ha sido, con mis \”queridas primas\” y con regalitos por el gusto de vernos. Fue algo muy inesperado y te lo voy a contar todo. ¡Ah! Primero te quiero aclarar algo: lo que te cuente va a ser un revoltijo, y como es SIN FORMALIDADES, voy a escribir lo que se me ocurra, sin orden y sin fechas. Bueno, hace mucho que no escribo un diario, así que no sé por dónde empezar, yo creo que por el nombre: que sea de alguien especial, sencillo y muy fácil de recordar. ¿Horacio? ¿Luis? Mejor el más reciente: CHRIS, por Chris Pratt, el protagonista de la grandiosa película de \”Jurassic World\”.

Muy bien Chris, entonces te voy a platicar de mis vacaciones de Navidad que parece que fueron hace un montón. Ahí te va:

El jueves 22 de diciembre de 2016 yo estaba muy cómoda durmiendo, cuando llegó mi abue, me destapó y me dijo que me levantara. -No. -Párate para que hagas tu maleta. -¿Cuál maleta? -dije yo. -¡Nos vamos a Huatulco ahorita! -dijo ella. -Ay abue, estás loca. En eso oí a mi mamá haciendo unas reservaciones. Total, me paré, hicimos los preparativos y ¡al avión!
Luego te cuento más, Querido Diario.
]]>

A %d blogueros les gusta esto: