Héctor Juárez Lorencilla y Jéssica de la Portilla Montaño, quinto aniversario de bodas

Quinto aniversario de bodas

Quinto aniversario juntos… ¿puedes creerlo?

Hoy hace cinco años llegamos juntos al Registro Civil, convencidos de que era el momento de dar ese siguiente paso después de nueve meses de relación.

Hoy hace cinco años madrugamos para recibir a mi mamá y a mi abuela, quienes viajaron toda la noche para no perderse el momento en que tú y yo firmamos el acta de matrimonio.

Hoy hace cinco años llegamos a la oficina de Delta, tú de traje y corbata y yo con mi vestido blanco de gasa que compré en el Liz Minelli del Centro de la Ciudad de México -aunque estaba segura que encontraría exactamente ese mismo modelo aquí en León. Fueron nuestros testigos ese vecino mentiroso y transa que hace tiempo desapareció (¿mal augurio?, pues NO), las vecinas Eva y Rosy (niñera de Aranza), y la querida maestra Anggye.

De ahí nos fuimos a desayunar chilaquiles.

Quinto aniversario de bodas Héctor Juárez Lorencilla y Jéssica de la Portilla Montaño.
Quinto aniversario de bodas: Héctor Juárez Lorencilla y Jéssica de la Portilla Montaño.

 

El resto del día pasó volando, al igual que estos cinco años que hemos compartido riendo y algunas veces llorando de felicidad, como ayer que miré a mi hija y llegaron las lágrimas solitas nada más de pensar en lo hermosa que está.

Han cambiado tantas cosas desde entonces, por más cliché que suene pero es verdad que un bebé te cambia la vida, y las nuestras definitivamente cambiaron y para mejor. No me imagino viviendo mejor de lo que estamos hoy, sanos y trabajando en lo que nos agrada, con una bebé increíble que nos hace sonreír nada más de pensar en ella. No me imagino estar en ninguna otra parte en que no estén ustedes acompañándome, recibiéndome cada noche que llego a casa con ganas de verlos, de abrazarlos y hacerles cosquillas. No me imagino sin esta rutina, esta hermosa rutina de despertar para dar leche, dormir otro rato y hacer de desayunar.

No me imagino y tampoco me interesa una existencia distinta, ni más emocionante ni más aburrida porque así es totalmente perfecta…

Feliz quinto aniversario de bodas, mi amor.

Deja un comentario